Digital clock

domingo, 30 de octubre de 2011

SALVIA (Salvia officinalis)

SALVIA
La salvia es una planta aromática y leñosa que suele alcanzar hasta los 70 cm. de altura con los tallos cuadrangulares, cubiertos de una fina pelusilla blanca, las hojas de unos 5-6 cm. de largas y 1-2 cm. de anchas, gruesas, de color verde azulado por la cara superior y verde blanquecino por el envés. Sus flores, muy apreciadas por las abejas, de un azul violáceo, agrupadas en racimos al final de sus ramas, aromáticas y cargadas de diversas esencias. Su floración aparece desde el mes de Mayo hasta bien avanzado el Verano.
Crece en terrenos calcáreos, secos y soleados de todos los países mediterráneos, últimamente plantada con frecuencia en parques y jardines.
Se utilizan sus hojas y sumidades floridas, recolectadas en verano y secadas a la sombra.
La salvia tiene tantas propiedades medicinales que antiguamente era inconcebible que alguna persona muriese teniendo salvia plantada en su jardín.
A continuación les informamos de algunos de sus usos más interesantes.
La salvia es un condimento muy apreciado en la cocina, además de digestiva realza el sabor de los guisos.
Es también una planta con propiedades hipoglucemiantes, que hace descender los niveles de azúcar en la sangre de los diabéticos.
Su sabor amargo ayuda a recuperar el apetito y alivia los trastornos digestivos como náuseas, gastroenteritis o diarreas, reduce los gases y los hinchazones abdominales. También estimula la secreción de la bilis y actúa como descongestionante del hígado.
Es una planta con gran poder antiséptico, excelente para destruir gérmenes patógenos, desinfectar heridas, úlceras, forúnculos, para las picaduras de insectos y para cualquier problema de la boca  como encías sangrantes, llagas en la lengua o en las paredes bucales inflamadas, incluso para el dolor de muelas, haciendo enjuagues y gargarismos con su infusión.
También actúa como tonificante del sistema nervioso, por lo tanto muy indicada para pequeños problemas depresivos, hipotensión, vértigos, temblores y algún que otro problema producido por los nervios.
Es una planta muy recomendable en irrigaciones vaginales para combatir la leucorrea. Estimula y regula la menstruación y calma los dolores de la regla.
Es antisudorífica, muy indicada para combatir los trastornos naturales de la menopausia, en especial sofocos y sudores propios de las mujeres que se encuentran en este periodo de su vida.
Es utilizada en vahos, para ello hervir hojas de salvia e inhalar sus vapores. Descongestionan las vías respiratorias y también para desinfectar las habitaciones en las que se encuentran enfermos contagiosos.
Se hace la infusión de salvia con una cucharada sopera colmada de la planta seca y triturada en medio litro de agua. Se toma la infusión para todos los problemas descritos.
Un consejo: Las mujeres que como consecuencia de algún cáncer (de mama o algún otro problema propio de las mujeres) hayan sido operadas y tratadas con los procedimientos médicos clásicos de estos casos, se deben de abstener de tomar la salvia, pues es una planta muy estrogénica y podría contrarrestar los efectos de la medicación con la que se estuviera tratando e incluso empeorar su problema.

SINONIMIAS
Francés: Sauge.
Inglés: Sage, garden sage.
Alemán: Salbei.
Italiano: Salvia.
Holandés: Salie.



No hay comentarios:

Publicar un comentario