Digital clock

viernes, 13 de enero de 2012

MIRTO (Myrtus communis)

MIRTO
MIRTO
El mirto, también llamado arrayán, es una planta con virtudes medicinales muy interesantes, entre ellas las de aromático, antiséptico y astringente.
Es un arbusto muy denso y ramificado que suele alcanzar algunas veces hasta 3 metros de altura.
Sus hojas son pequeñas (hasta dos centímetros de largas como máximo), duras, brillantes, ovaladas terminadas en punta, tipo lanza, muy juntas unas a otras, como si se disputaran su parte del tallo. Sus flores, muy olorosas, blancas tirando a rosadas, pequeñas con muchos pelillos en el centro y muy vistosas por la gran cantidad de ellas con que florece la planta. los frutos son bayas redondas, de color oscuro casi negro, y aromáticas.
El mirto es originario de Europa, y abunda en muchas zonas del litoral mediterráneo. Su floración aparece en los meses de mayo y junio. Los frutos, comestibles aunque muy ásperos, maduran en otoño, y en algunos lugares los utilizan para confeccionar confituras y licores.
En la Alhambra de Granada existe el famoso patio de los arrayanes que los árabes dedicaron a este arbusto.
Al comentar sus propiedades medicinales comenzaremos por sus hojas que son un poderoso antiséptico, muy apropiado para las infecciones de las vías respiratorias como la gripe y la bronquitis, y también para los catarros, faringitis y rinitis. Aquí una receta para las afecciones diversas del tracto respiratorio. Hacer una infusión con dos cucharadas de hojas de mirto, una cucharadita de tomillo y otra cucharadita de semillas de hinojo en un litro de agua. Cuando el agua comienza a hervir se deja a fuego suave unos 10 minutos y luego se deja reposar un ratito. Se toman dos o tres tazas diarias, con una cucharadita de miel y un trocito de rodaja de limón, todo ello bien caliente.
Fotografías de José Romero.

El mirto es también muy apropiado para las diarreas y otros problemas digestivos por su poder astringente, tomando sus infusiones.
También está indicado para las inflamaciones de las mucosas bucofaríngeas efectuando enjuagues y gárgaras con su infusión.
Además resulta un poderoso desinfectante de los conductos urinarios, especialmente en la leucorrea que padecen algunas mujeres, aplicando lavados e irrigaciones con su infusión.
Es muy útil para problemas externos como las heridas en la piel, porque detiene el sangrado y acelera la cicatrización de la herida, aplicando lavados y compresas.
También resultan útiles los baños y compresas con su infusión para tratar las hemorroides externas y las varices de las piernas.

SINONIMIAS
Francés: Myrte.
Inglés: Myrtle.
Alemán: Gemeine Myrte.
Holandés: Myrte.

.