Digital clock

miércoles, 19 de septiembre de 2012

MANZANILLA (Matricaria chamomilla)

La manzanilla común es una planta herbácea que suele alcanzar entre los 20 a 50 cm de altura. Sus tallos suelen estar bastante ramificados y sus flores son unas cabezuelas amarillas rodeadas de pequeños pétalos blancos, muy parecidas a pequeñas margaritas. Su olor tiene un aroma agradable, muy particular, y su sabor es amargo. Se utilizan las cabezuelas florales que se recolectan en los meses de verano (de junio a septiembre). Se cría en campos incultos, bordes de caminos y más lugares donde en estado silvestre aparece espontáneamente. Se encuentra en Europa, norte de África, América y oeste de Asia.
La manzanilla tiene excelentes propiedades digestivas, y sus tisanas se suelen tomar en caso de digestiones pesadas, gases, empachos, calma los espasmos del estómago y de los intestinos, y hasta es capaz de cortar las náuseas y los vómitos, es decir, que en pocas tomas es capaz de normalizar el funcionamiento intestinal. Para ello elaboramos una infusión con una cucharada sopera de cabezuelas por litro de agua, que dejaremos reposar 10 minutos y de la cual tomaremos de 3 a 5 tazas diarias, siempre calentitas.
La infusión antes descrita también es muy útil como analgésico, para calmar los dolores de cabeza y algunos dolores de tipo neurálgico (dolor localizado a lo largo de algún nervio).
Tiene magníficas propiedades para problemas dermatológicos como erupciones o eczemas, y también para curar llagas ulceradas o infecciones en la piel, aplicando lavados y compresas con su infusión.
En caso de conjuntivitis o inflamaciones oculares también produce resultados espectaculares aplicando baños y compresas con su infusión sobre los ojos, con la condición de que la infusión esté bien filtrada con algún lienzo fino, pues las infusiones de manzanilla sueltan muchas partículas diminutas que pueden ser muy molestas si se introducen en los ojos.
La manzanilla también la podemos utilizar en problemas de traumatología, para lumbago, dolores reumáticos, contusiones, tortícolis, etc. Para ello nos daremos friegas y masajes con su aceite, que podemos elaborar fácilmente nosotros mismos. Pondremos en un recipiente medio litro de aceite de oliva, de buena calidad, y añadiremos 100 gr de cabezuelas de manzanilla. Esta mezcla se calentará al baño María (se introduce el recipiente en otro más grande con agua) durante tres horas, y luego se filtrará y se guardará en una botella, a poder ser de vidrio oscuro, y ya está listo para usar.

SINONIMIAS
Francés: Matricaire, camomille.
Inglés: German chamomille.
Italiano: Camomilla comuna.

2 comentarios:

  1. ¿Gusto amargo? En la infusión no me lo parece. Me gusta mezclarla con menta. Yo pongo como media cucharada sopera para una infusión de una taza grande.

    En esencia floral es buena para calmar las emociones, estupenda para niños que cogen rabietas y cosas así.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elvira. Yo tampoco le encuentro sabor amargo, pero lo escribí porque lo leí en algún libro y pensé que yo no sabía apreciar su sabor. Un saludo.

      Eliminar