Digital clock

miércoles, 27 de marzo de 2013

MELISA (Melissa officinalis)

La Melisa es una planta vivaz originaria de Europa y de Asia Menor, hoy en día cultivada en toda Europa. Puede alcanzar una altura de 70 cm. y sus hojas son ovaladas, dentadas en sus bordes y con muchas nervaduras en el envés, de un color verde brillante en la cara superior de la hoja. Sus flores son pequeñas, de color blanco o rosado, y aparecen en las axilas de las hojas. La planta desprende al tacto una fragancia alimonada muy agradable. Se cría asilvestrada en matorrales, márgenes de bosques y caminos, y sobre todo cultivada para la elaboración de perfumes y por sus propiedades medicinales. Antiguamente se usaba como aromatizante culinaria y para perfumar ciertos ambientes, hasta que el gran médico árabe AVICENA (siglo XI) introdujo su uso como planta medicinal. Florece a partir del mes de mayo hasta bien avanzado el verano, y se recolectan las sumidades floridas cuando comienza la floración ,y se secan a la sombra. Posee multitud de propiedades medicinales, en especial para el sistema nervioso, que a continuación les damos información de las más interesantes.
La infusión de melisa  tiene un agradable sabor a limón, y es la más utilizada a nivel popular para aplacar el nerviosismo.
Fotografías de José Romero
Tiene un gran poder antiséptico y antiviral capaz de anular el crecimiento y desarrollo de microorganismos, virus y bacterias, incluso hongos. Efectivo por vía interna y externa.
Sus propiedades antiespasmódicas la hacen ideal para combatir y eliminar las palpitaciones cuando son de origen nervioso, proporcionando relajación, bajada de la tensión arterial, cuando es de origen nervioso y ayudando a conciliar el sueño. Al mismo tiempo acompaña una acción diurética y depurativa aumentando el volumen de orina.
También ayuda a combatir las digestiones difíciles, náuseas, pesadez estomacal y diarreas, la mayoría de las veces causadas por problemas nerviosos.
Melisa

La infusión que debemos hacer para la mayoría de los problemas descritos es poner una cucharada de postre, de sumidades floridas de la planta desmenuzadas, en 1/4 (un cuarto) de litro de agua, que dejaremos hervir 1 minuto y reposar 10 minutos. De esta infusión podemos tomar hasta 3 tazas al día.
También existen a la venta, en farmacias y herboristerías, frascos con extracto fluido de la planta (gotas), para mayor comodidad de su uso, con las mismas aplicaciones taquicardia, hipertensión, ansiedad, insomnio, etc.
Con esta planta se elabora la famosa y superconocida "Agua del Carmen", muy utilizada para calmar estados de nerviosismo, pero hay que tener cuidado en su consumo por el contenido alcohólico que posee.
Melisa

Aquí les recomiendo una receta para tranquilizar a los bebes y que tengan un sueño plácido y tranquilo: Se hará una infusión de melisa lo más suave posible (apenas una hojita troceada por  un cuarto litro de agua), y si se usa leche en polvo en vez de agua se diluirá la leche en la infusión para el último biberón del día, así el niño tendrá un sueño feliz y tranquilo; y si toma leche natural pues se añadirá un poco de infusión a la leche.

SINONIMIAS
Francés: Mélisse.
Inglés: Lemon balm.
Alemán: Melisse.
Holandés: Citroenmelisse.

1 comentario: