Digital clock

viernes, 19 de julio de 2013

CARDO CORREDOR II (Eryngium campestre)

El cardo corredor fue la primera entrada que escribí en este blog, el 27-7-2011, rozando ya los dos años. En ella les comentaba lo maravillosa que es la planta para las irritaciones y escoceduras de la piel, que se producen por el sudor en los calurosos días del verano. Les prometí que en otra ocasión les comentaría otras excelentes propiedades de la planta, con la que me encuentro cada día en mis paseos por el monte, pensando con la cantidad de personas que se pueden beneficiar de ella ahora en estos días tan calurosos.
Pues cumplo mi promesa y les explico otras aplicaciones muy interesantes de la planta.
Se utilizan la raíz, que tenemos que recolectar en primavera o en otoño, y los brotes tiernos y hojas en verano, estos se pueden cocinar y comer.
Al cortar el tallo de la planta huele algo parecido al apio, pero más agradable, a mi, personalmente, me gusta su olor.
Muy útil para la RETENCIÓN DE LÍQUIDOS. Por sus propiedades diuréticas resulta excelente para ayudar a la desaparición de los edemas, sobre todo los que aparecen en piernas y tobillos.
También es excelente para la GOTA. La toma de sus infusiones colaboran en la eliminación del ácido úrico.
En UROLOGÍA  las infusiones de su raíz son excelentes para eliminar las arenillas existentes en el tracto urinario, incluso hay quién asegura que consiguen disolver y eliminar cálculos del riñón.
Esta planta también posee propiedades aperitivas, muy efectivas cuando existe falta de apetito.
Para todos estos problemas comentados, aquí les aconsejo la infusión de raíces desmenuzadas del cardo corredor. Tomaremos 4 cucharadas de trocitos de raíz por litro de agua, que dejaremos hervir 3 minutos y reposar hasta que se enfríe. De esta infusión podemos tomar hasta 3 tazas al día. Y aquí unos consejos muy interesantes. La infusión la haremos diariamente, es decir, que no guardaremos nada para el día siguiente porque pierde su efecto medicinal. Esta infusión es muy efectiva los 3 primeros días de su ingesta, pero después desaparece su efecto. Así que después de los tres días descansar una semana para continuar otra vez el tratamiento otros 3 días, y seguiremos así hasta la desaparición del problema.
Espero que esta información haya sido de su interés.
Existe otro cardo similar (Eryngium maritimum) que tiene las hojas un poco mas anchas y que se cría cercano a la costa entre dunas y arenales. Sus propiedades son las mismas. Este comentario es para quien por su cercanía a la costa no pueda recolectarlo en el monte.

Fotografías de José Romero.

SINONIMIAS
Francés: Chardon roland.
Inglés: Field eryngo.
Alemán: Mannstreu.
Holandés: Kruisdistel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario