Digital clock

domingo, 30 de noviembre de 2014

CEBOLLA (Allium cepa)

Creo que la cebolla no necesita describirla, pues es do todo el mundo conocida y consumida. Su origen es de Asia central, pero hoy en día se cultiva en todas partes del mundo, aunque los climas sean distintos. Creo que sería imposible encontrar en cualquier cocina de los hogares del planeta una en la que no hubieran algunas cebollas. Este bulbo, aparte de ser consumido como un buen alimento también posee muchas virtudes medicinales que conviene tener presentes. A continuación les comentamos algunas de las más interesantes a nivel popular.

Fotografías de José Romero.


Cebollas
Para comenzar hablaremos de sus magníficas propiedades como PECTORAL y EXPECTORANTE. Los derivados azufrados que posee la hacen muy eficaz  para combatir las inflamaciones de las vías respiratorias, muy a tener en cuenta ahora que se avecina el invierno con todos los problemas para la salud que nos puede traer el frío, como catarros, tos, bronquitis, faringitis, asma, etc. Para combatir estos problemas podemos realizar un jarabe, para lo cual herviremos algunas cebollas cortadas en rodajas en un recipiente con un poco de agua. Una vez ya hervido cogeremos un colador que cubriremos con una tela y sobre la tela echaremos todo lo hervido, colaremos el caldo y exprimiremos la tela para conseguir el máximo y desechar cualquier resto de cebolla que pudiera quedar. El líquido resultante lo pondremos en un recipiente a fuego lento y le añadiremos miel abundante  y de buena calidad, o en su lugar azúcar moreno, y removeremos hasta que esté todo bien mezclado y disuelto, resultando un jarabe denso que nos tomaremos a cucharadas, varias al día.
Cebollas
Muy interesante el consumo de la cebolla para la DIABETES tipo II. Posee una sustancia que hace descender el nivel de glucosa en la sangre, por lo tanto puede ser un buen complemento al tratamiento que esté llevando el enfermo, en algunas ocasiones permite reducir fármacos y dosis de insulina. Como mejor actúa es consumiéndola cruda, pero algunas personas no la toleran bien, entonces habría que comenzar comiendo un poquito cada día mezclada con ensaladas para ir aumentando según la tolerancia.
Cebollas
Por sus propiedades LAXANTES y DEPURATIVAS es excelente para eliminar el ácido úrico y las toxinas que se van acumulando en el organismo, y al mismo tiempo por sus propiedades antibióticas y antisépticas actúa en la flora intestinal frenando procesos tóxicos muy relacionados con la aparición de cáncer de colon.
En casos de CIÁTICA y DOLORES REUMÁTICOS hay lugares que toman 50 gramos del bulbo crudo cada día para calmar sus dolores. Todo es cuestión de probar.
Cebollas
Para problemas de COLESTEROL ALTO tenemos que poner media cebolla en medio litro de agua y dejar hervir hasta que quede 200 ml. Nos lo tomaremos una vez al día en ayunas.
También es interesante saber que la cebolla actua como un como un anticoagulante, acción muy interesante porque con ello evita la formación de trombos en la sangre, o sea, que la hace mas fluída evitando muchos problemas de circulación sanguínea, muy frecuentes en la actualidad, pero al mismo tiempo hay que procurar evitar su consumo si tenemos cercana alguna intervención quirúrgica.

SINONIMIAS
Francés: Oignon.
Inglés: Onion.
Alemán: Zwiebel.
Holandés: Ajuin.
Italiano: Cipolla.

viernes, 14 de noviembre de 2014

TRÉBOL COMÚN (Trifolium pratense)

El trébol común es una planta herbácea vivaz que crece en prados y herbazales de suelo húmedo y calcáreo que no suele alcanzar mucha altura, 30 cm o poco más, eso sí, suele extenderse por el suelo formando pequeños pastizales. Sus hojas son trifoliadas (tres hojas ovaladas) unidas en el extremo del largo rabillo que nace del tallo, y tienen una mancha blanca en el centro en forma de media luna. Sus flores se agrupan en cabezuelas y son de un color rosa-violáceo. De esta planta con algunas virtudes medicinales, hoy en día en el olvido, se utilizan las flores y las hojas.
A continuación les comentamos las aplicaciones medicinales de la planta.

Fotografías de José Romero.


Trébol común
 Muy útil en las AFECCIONES RESPIRATORIAS. Por ejemplo en los procesos gripales o catarrales, pues sus principios activos favorecen la limpieza de las vías respiratorias, y al mismo tiempo aclara la voz y elimina los silbidos de la respiración. Para estos problemas haremos una decocción con 25 gramos de hojas y flores en un litro de agua, que dejaremos hervir 10 minutos, y reposar otros tantos. De esta decocción nos podemos tomar hasta 5 tazas diarias, de ellas 3 antes de las principales comidas y las otras dos una a media mañana y la otra a media tarde sin acompañarlas de comida alguna.


Trébol común
 También la utilizaremos como DIGESTIVO. Los ácidos orgánicos que contiene la planta la convierten en aperitiva, muy interesante porque actúan como antiinflamatorio cuando se inflaman las mucosas del estómago y del esófago. Para estos problemas nos tomaremos la misma decocción descrita anteriormente.



Trébol común
 Su uso es muy interesante para problemas de PIEL. El ácido salicílico que contiene la planta actúa contra las irritaciones, inflamaciones, eczemas y diversas alteraciones de la piel, todo ello unido a sus propiedades emolientes, que hidratan y protegen la piel. Para estos problemas utilizaremos la misma decocción descrita al principio pero doblando la cantidad de planta (50 gramos) y la aplicaremos en forma de lavados y compresas sobre las zonas afectadas.

En la antigüedad se usaba la planta para curar las cataratas de los ojos, pero en la actualidad no se ha logrado demostrar su utilidad para tal fin.
Pero en algunos lugares la medicina popular continúa utilizando la planta para las CATARATAS. A continuación les detallamos algunas formas del uso que se hace con la planta para eliminar las cataratas.
Se prepara una decocción de hojas troceadas de la planta a razón de una cucharada de postre por 1/4 de litro de agua, que dejaremos hervir 2 minutos y reposar otros 10 minutos, y con tal decocción efectuaremos baños oftálmicos 3 veces al día.
La misma decocción también se usa de la misma manera para fortalecer la vista.
También la usaremos para las inflamaciones oculares, del mismo modo.
Para la hipertensión ocular, muy peligrosa porque puede conducir a la ceguera, también se usa el mismo decocto y de la misma forma.
Y todavía, en algunos lugares, perdura una curiosa creencia para curar las cataratas, y que consiste en colgarse al cuello una bolsita de tela conteniendo en su interior hojas de la planta. ¿Verdad, mentira?, todo es cuestión de probarlo.
Y según Dioscórides, aplicada la planta con miel hace desaparecer las manchas del rostro y las quemaduras del sol.

SINONIMIAS
Francés: Trèfle des champs.
Inglés: Hare's foot trefoil.
Alemán: Mäuseklee.
Holandés: Hazepootje.
 

sábado, 1 de noviembre de 2014

JUNCO (Scirpus holoschoenus)

En esta página les hablaré del junco. Planta sobradamente conocida, pues se cría por todo el país, sobretodo en lugares húmedos como charcas, bordes de manantiales, riberas de los ríos e incluso barrancos aparentemente secos, pero que conservan humedad bajo las piedras.
Es una planta herbácea. Sus tallos son redondos y alcanzan de 50 a 100 cm de altura, y su color verde oscuro. Sus flores, poco vistosas, aparecen en el extremo de algunos de sus tallos en forma de cabezuelas y de un color verde blanquecino.
Planta con algunas propiedades medicinales bastante interesantes, pero en la actualidad olvidadas. A continuación les comentaré algunas de ellas.

Fotografías de José Romero.


Junco.
La medicina popular, en algunos lugares, utilizaba el junco como HIPOTENSOR, para los que padecen de tensión sanguínea alta. Para ello se efectúa una decocción con trocitos de la parte tierna del junco (al arrancar un tallo la parte blanca inferior que es tierna y se puede consumir cruda). Pondremos nueve trocitos tiernos en medio litro de agua, que dejaremos hervir 3 minutos. del líquido resultante (agua de juncos) nos tomaremos 100 ml. en ayunas durante 9 días seguidos (una novena).

Junco.
 También se utiliza para tratar las inflamaciones e irritaciones de la GARGANTA, producidas por la inhalación de gases y humos, incluso por el tabaco. Para ello pondremos en un recipiente un litro de agua, a la que añadiremos 30 gramos de trocitos de la planta fresca, y lo pondremos a hervir durante 10 minutos, y luego reposar 20 minutos. Filtraremos el líquido y le añadiremos 100 gramos de miel y lo guardaremos en una botella. Con este jarabe templado, no frío, haremos gárgaras tres veces al día de dos minutos de duración, durante varios días. Este tratamiento es excelente además de inofensivo.


Junco.
El junco también es utilizado para la CAÍDA DEL CABELLO. Haremos un decocto con dos cucharadas de trocitos de la planta aérea en medio litro de agua, que dejaremos hervir 3 minutos. El líquido, ya frío, lo utilizaremos como loción, y con él nos daremos masajes en el cuero cabelludo durante siete días.
Existe una creencia popular para hacer desaparacer las VERRUGAS. Para ello debemos arrancar un tallo y mojarnos la verruga con el jugo de la parte mas tierna del inferior del tallo, y luego introducir el tallo en el mismo agujero donde lo hemos arrancado. Según cuentan el tallo se seca y la verruga desaparece. Todo es cuestión de comprobarlo.