Digital clock

lunes, 3 de julio de 2017

PEPINILLO DEL DIABLO (Ecballium elaterium).

También se la conoce por otros nombres, entre ellos "cohombro amargo", "pepinillo amargo". Esta planta pertenece a la familia de las Cucurbitáceas. Sus hojas tienen forma entre triangular y acorazonada, y cubiertas de pelusilla áspera al tacto. Sus tallos al carecer de zarcillos no se pueden adherir a otras plantas y se extienden a ras del suelo. Sus flores pequeñas y de color amarillo alimonado que florecen a partir del mes de mayo hasta finales del verano. Sus frutos de color verde y figura ovoide y cáscara cubierta de asperezas, que en su madurez al simple tacto o roce explotan salpicando a su alrededor del zumo que contiene y sus semillas salen disparadas y esparcidas para que germinen nuevas plantas.
Esta planta es muy tóxica, su ingesta resulta un purgante muy drástico, por lo tanto es conveniente no usar internamente. Sin embargo posee algunas cualidades medicinales que a nivel popular se siguen usando, la mayoría de las veces para el exterior, que a continuación detallamos algunos de sus usos.

Fotografías de José Romero.




Se usa para calmar los ESPASMOS INTESTINALES. Para ello se fríen unos cuantos frutos en aceite de oliva de buena calidad elaborando un ungüento. Este ungüento lo guardaremos en un recipiente de cristal oscuro con tapa hermética, que usaremos en caso de algún espasmo aplicando un poco en el vientre y dándonos alguna friega o masaje.



Usaremos la planta como ANTIINFLAMATORIO en CONTUSIONES. Para ello utilizaremos unas hojas picadas y mezcladas con la yema de un huevo. Lo usaremos a modo de emplasto, aplicando la pasta en el interior de una tela sobre la zona afectada. El tratamiento lo repetiremos tres días renovando cada día el emplasto.




El jugo de esta planta, según cuentan, es lo más amargo que existe. Hay lugares en que las madres que desean destetar al niño porque ya es demasiado grande para seguir amamantándolo, aplican una o dos gotas en el pecho y el niño al no soportar el mal sabor rechaza tomar el pecho.



También hay lugares que utilizan la planta para curar la HEPATITIS. Para ello utilizan el zumo que sale del fruto con su fuerza natural dejando que entre en una fosa nasal. La operación se hará dos veces al día, por la mañana y por la noche, hasta que se logre curar dicha afección viral.

Como ya hemos advertido toda la planta es muy tóxica. En caso de utilizar algunos de los consejos detallados en esta página les aconsejo mucha PRUDENCIA y PRECAUCIÓN, pues son tratamientos antiguos que utilizaban en lugares donde apenas existían médicos.
Mi consejo es que utilicen plantas seguras e inofensivas para los mismos problemas, que pueden encontrar en herboristerías y tiendas naturistas. Y en caso de duda lo más lógico es consultar con su médico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario