Digital clock

domingo, 7 de octubre de 2012

TRÉBOL HEDIONDO (Psoralea bituminosa)

Fotografía de José Romero
Planta perenne de tallos débiles que pueden alcanzar hasta 1 metro de altura. De hojas alternas con 3 foliolos ovalados y puntiagudos, que desprenden un intenso y nada agradable olor, con cierto parecido al del alquitrán. Florece desde el mes de mayo hasta el final del verano. Sus flores son como una especie de bolas, peludas en el centro y repletas alrededor de florecitas independientes muy bonitas, azules, y que rodean todo el capítulo floral.
Se utilizan las sumidades floridas. En su recolección hay que tener cuidado, pues es una planta fotosensibilizante, y a algunas personas, al contacto con la piel, les puede producir dermatosis.
A pesar del peligro comentado la planta tiene propiedades medicinales muy interesantes.

Es muy interesante su poder cicatrizante para las heridas. Para ello prepararemos una infusión con una cucharada de hojas y flores desmenuzadas por medio litro de agua, que luego aplicaremos en baños dérmicos.
También es importante su acción antihemorroidal. Para ello necesitamos una hoja puesta en contacto con la piel, cerca de las hemorroides. La hoja se llevará hasta que se seque, por el calor del cuerpo, y se irá renovando hasta su curación.

Sus flores tienen un enorme poder antiinflamatorio (comprobado personalmente), con ellas se prepara un ungüento excelente para heridas, cortes y sobretodo para contusiones, golpes y chichones de los niños pequeños, aplicándolo después de cualquiera de los accidentes comentados, en pocos minutos desaparece la inflamación, el chichón y el hematoma que pudiese haber surgido. Increíble pero cierto.

Fotografías de José Romero.

SINONIMIAS
Inglés: Pitch trefoil.

3 comentarios:

  1. Ah, ¡qué interesante!! Ahora la miraré con más cariño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, podrías explicar como preparas el hungüento?
    gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran. Se prepara con un puñado de flores en un recipiente, se cubren con aceite de oliva virgen, el recipiente se pone dentro de otro con agua, al baño maría 4 o 5 horas a fuego lento para que no humee ni huela a quemado. Se cuela y se le añade cera virgen para que quede una especie de crema.
      Un saludo.

      Eliminar