Digital clock

martes, 2 de julio de 2013

AZUCENA (Lilium candidum)

La azucena es una planta herbácea, que brota cada año de un bulbo, y sus tallos pueden alcanzar hasta 1 metro de altura. Nace como unas cuantas hojas en forma de cucurucho, y conforme el tallo va creciendo sus hojas alrededor del tallo se hacen más pequeñas y estrechas, para terminar con un penacho de flores, en el extremo del tallo, grandes, acampanadas, blancas y que despiden un intenso y agradable perfume, dando paso a un fruto carnoso que contiene varias semillas.
Es originaria de Asia, pero en la actualidad, por su belleza y aroma, se cultiva en todos los jardines del mundo. Por su fragancia es muy utilizada en la elaboración de productos de perfumería, pero hay que tener cuidado en tenerla en habitaciones cerradas, y sobre todo por la noche, pues su aroma puede producir sensación de malestar, mareos y hasta náuseas.
Esta planta tiene algunas e interesantes propiedades medicinales que a continuación detallamos.
En primer lugar les explicamos cómo hacer un aceite de azucenas para aplicarlo como loción. En un litro de aceite de oliva, que sea de buena calidad, pondremos a macerar, durante 9 días, una docena de flores de azucena, pero cada 3 días lo filtraremos e introduciremos flores nuevas.
Para problemas dermatológicos utilizaremos el aceite ya macerado y listo para usar, lo aplicaremos en lociones, masajes, apósitos, etc. según el problema. Es muy útil para acelerar la curación y cicatrización de heridas, también para los eczemas y las quemaduras, y en especial para las grietas de los pezones.
Cuando tenemos  dolor de oídos, debido a alguna inflamación, podemos echar unas gotitas del aceite de azucena para mejorar el problema.
El mismo aceite nos puede ayudar en problemas de traumatología, aplicándolo en masajes y fricciones en las inflamación de las articulaciones.
También podemos aprovechar sus propiedades para casos de abscesos, forúnculos, callos y durezas. Para ello haremos cataplasmas calientes que pondremos en la zona afectada. Machacaremos unos cuantos bulbos, según la extensión de la zona a tratar, previamente cocidos. Pondremos la pasta, recién hecha y caliente, envuelta en una tela o lienzo, sobre la parte afectada, y mantendremos la cataplasma unos 20 minutos, renovándola 2 veces más cada día, si fuera necesario,hasta conseguir el efecto deseado, por ejemplo la maduración del forúnculo.
Aquí otro remedio para los callos y durezas de los pies. En un vaso de vino tinto coceremos un bulbo de azucena, durante 5 minutos. Luego cortaremos el bulbo cocido en rodajas y lo aplicaremos como cataplasma en la zona afectada.

Fotografías originales de José Romero.

SINONIMIAS
Francés: Lis.
Inglés: White Lily.

2 comentarios:

  1. La segunda foto podría ser el Lilium longiflorum, muy parecido al L. candidum, pero como su nombre indica, las flores son más alargadas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elvira por tu comentario. Yo de botánica no sé nada. La primera la hice en mi patio, la segunda en el jardín de un amigo.
      Un saludo.

      Eliminar