Digital clock

martes, 29 de noviembre de 2011

ÁLOE (Aloe vera)

ÁLOE
El áloe es una planta muy rica en propiedades medicinales. Sus hojas salen de la cepa en forma de roseta y algunas llegan a alcanzar hasta un metro de altura, son carnosas y en los bordes laterales tienen pequeñas espinas tiernas. Cuando florece aparece en la parte central un espigón que en su extremo final saca un penacho de flores de un amarillo rojizo. Las flores tienen la forma de campana estrecha y alargada, que van abriéndose de abajo hacia arriba, muy apreciadas por las abejas por la dulzura del jugo que se genera en su interior.
Existen diversas especies repartidas por la mayor parte de los países del mundo, África, de donde se supone que es originaria, y en las regiones cálidas de América, Asia y Europa. Se cría en lugares secos y soleados con pocas lluvias. Todas las especies tienen propiedades medicinales semejantes.
Uno de sus usos más conocidos es el de laxante y purgante, debido a un jugo verdoso-amarillento que exuda la hoja cuando es cortada. Este jugo puede ser laxante con una cantidad mínima, pero hay que ir con precaución pues puede convertirse en un purgante drástico y producir cólicos. Este jugo se le llama "acíbar" y forma parte de la composición de algunos medicamentos laxantes. Mi consejo es utilizar otras plantas laxantes más suaves e inofensivas.
Al cortar la hoja hay que dejarla de pie, durante un rato, para que suelte todo el jugo verdoso-amarillento y luego cortar los laterales con espinas y la piel de la hoja, y quedará el gel, que es como una gelatina muy viscosa , cristalina y transparente, que es la parte de la planta más usada como medicinal.
Este gel tiene propiedades dermatológicas infinitas. Hoy en día casi todos los laboratorios de cosmética lo incluyen en sus fórmulas para cremas, lociones, champús y un montón de productos.
Aloe, flores

En las quemaduras leves se aplica directamente el gel o su jugo (también se exprime el gel para usar el jugo) y en un par de días la quemadura ya ha pasado a la historia, pues tiene un gran poder de regeneración de la piel quemada y conseguir que la cicatriz pase desapercibida. Para quemaduras más graves, posiblemente también sería de gran utilidad, pero es preferible consultar a un médico o especialista.
Para las heridas, aún con infección, son muy útiles las compresas bañadas con el jugo o aplicar directamente el gel, pues produce un efecto limpiador y acelera la curación y cicatrización de la herida.
En los problemas de la piel tales como eczemas, psoriasis, hongos, herpes, y muchos más es muy útil aplicar el jugo, como si de una loción se tratara, y comprobar los resultados satisfactorios. También facilita la curación de sarpullidos, urticarias e irritaciones cutáneas, y el eczema causado por los pañales en la piel de los bebes.
Flores de áloe
Por su acción hidratante revitaliza las pieles secas, estirando el cutis y reduciendo focos de grasa debajo de la piel, por lo que resulta un gran remedio para las pieles con acné, porque combate la infección provocadora de los granos y además evita que queden marcas en la piel.
Es maravilloso el alivio que produce en las inflamaciones de los ojos como la conjuntivitis. Ideal para curar las aftas bucales y las encías inflamadas.
Su jugo se puede ingerir por vía oral, por su efecto tonificante y depurativo sobre el organismo. Tiene propiedades digestivas y beneficioso para las úlceras de estómago.
Y para las hemorroides cortar el gel en pedacitos tipo supositorios y se guardan en el congelador. Cuando ya se han congelado o endurecido ya se puede introducir en el ano y comprobar sus efectos desinflamatorios y calmantes sobre las hemorroides. Tiene que ser el gel congelado porque de otro modo sería imposible de poderlo usar por su viscosidad.
Un consejo: Algunas personas, muy pocas, son alérgicas al áloe, por lo tanto al principio de su uso han de observar si se produce alguna reacción extraña o desagradable, tanto en su uso externo como interno.

Fotografías de José Romero.

SINONIMIAS
Francés: Aloès.
Inglés: Aloes
Alemán: Aloë.
Holandés: Aloë.
Italiano: Aloe.



No hay comentarios:

Publicar un comentario